Conoce la Subbética

ENCINAS REALES, juventud y tradición.

IMG_1222
La Localidad de Encinas Reales se encuentra al sur de la provincia de Córdoba, a 78 kms de la capital. El municipio está compuesto por dos núcleos, Encinas Reales y la aldea de Vadofresno, asentada esta última en el margen del Río Genil, a unos 7 kms de Encinas Reales.
Si bien hablamos de un joven municipio (se emancipó de Lucena en 1836), encontramos vestigios romanos en las Mersillas que nos hablan de un remoto pasado.
Su nombre parece provenir de “Encinas Ralas”, que indicaba la existencia de numerosas encinas bastante separadas entre sí, posteriormente este adjetivo se fue metamorfoseado hasta convertirse en “Encinas Reales”.
Las casas empezaron a amontonarse en su actual enclave hacia principios del siglo XVII, siendo los primeros habitantes de Encinas Reales agricultores lucentinos que venían a trabajar los campos de los duques de Medinaceli para que así los habitantes de la nueva aldea no tuviesen que ir a Lucena a cumplir con la Santa Madre Iglesia.
La historia de Encinas Reales ha estado muy involucrada siempre con su iglesia, encontrando ya las primeras noticias documentales en 1628, habiéndose construido, finalizándose en 1814, la actual Iglesia dedicada a Ntra. Sra. De la Expectación.
De igual manera, la vida religiosa de Encinas Reales ha girado siempre en torno a la devoción de Nuestro Padre Jesús de las Penas, Patrón de la localidad. El culto a esta imagen, que responde iconográficamente a un Ecce Homo, se remonta al siglo XVII, constituyéndose una hermandad que ha llegado hasta nuestros días, La aparición del Señor de las Penas en Encinas Reales, hacia 1664, ha quedado envuelta por la leyenda ante la ausencia de datos históricos.

Al parecer desde el siglo XVII existió una pequeña ermita en las afueras de la población, donde recibía culto el Señor de las Penas. La vida de este primer templo fue breve porque además de amenazar ruina, pronto se quedó pequeño ante el reciente fervor de los habitantes hacia esta imagen. Por estas razones, fue sustituido por el edificio que ha llegado hasta nosotros, el santuario conocido como ermita de Jesús de las Penas o simplemente ermita de “El Calvario.”
Económicamente destaca, como en la mayoría de la Subbética, el sector primario y sobre todo el sector Oleícola.
En cuanto a sus fiestas, las más entrañables y características son las de San Miguel, que se celebran durante los días 28, 29 y 30 de septiembre, en honor a Nuestro Padre Jesús de las Penas, procesionándose la imagen del patrón por las principales calles del pueblo. Otra festividad, compartida con varios municipios de la Subbética, es la de San Marcos, el 25 de abril, con la tradicional salida al campo. Mencionar también, como casi en toda la Subbética, la importancia de la Semana Santa en la que destacan los romanos y los dolorosos, la salida de Ntro. Padre Jesús de las Penas (Jueves Santo), el Santo Entierro o el Encuentro (Viernes Santo).
De nuevo un municipio más para conocer y reconocer, donde la amabilidad de sus habitantes y su rica gastronomía son dos alicientes muy importantes para disfrutar.
Animamos a todas aquellas personas que no conozcan Encinas Reales a visitarlo aprovechando cualquiera de sus interesantes fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress