Geoparque

El Manantial de Jarcas

SEND_JARCAS1
A través de estas líneas vamos a ir mostrando los lugares de interés geológico de nuestro Geoparque Sierras Subbéticas. Conocer profundamente nuestra historia geológica hará que no sólo nos sorprendamos con ella, sino que además la amemos, la valoremos y  la conservemos.

Hoy empezamos por mostrar el Manantial de Jarcas, situado en el Termino Municipal de Cabra, a unos 5 km al sureste del centro de la ciudad, en las coordenadas UTM: 377074/4146518, se trata de el drenaje de parte del Cerro de Jarcas y zona de los Hoyones, relieves constituidos por dolomí­as superpuestas a materiales margosos del Trí­as, Cretácico y Mioceno. En el contacto tectónico de los materiales carbonatados sobre los margosos se sitúa lógicamente el manantial.

El manantial de Jarcas constituye uno de los principales puntos de salida del acuífero de la Sierra de Gaena, junto con el Nacimiento de Zambra y el Castillejo.

Las aguas de lluvia se infiltran en el Cerro de Jarcas y en el camino de dolinas gigantes de “Los Hoyones”, se van mineralizando conforme viajan por el subsuelo.

En primer lugar las aguas atraviesan dolomías y calizas del Jurásico y se enriquecen en bicarbonato, calcio y magnesio. Más tarde, al llegar a una base de materiales  impermeables como son las arcillas del Triásico, las aguas se estancan formando un acuífero. Aquí van disolviendo sales como el sulfato y el calcio del yeso, o el cloruro de sodio de la sal gema.

MANTIAL JARCAS

El manantial de Jarcas surge en el contacto de las rocas permeables con las impermeables y una conducción de 700 m lleva el agua desde su nacimiento hasta esta fuente. Aunque se trata de una surgencia de pequeño caudal (18 litros/segundo de media anual), no se tiene constancia de que se haya secado, ni siquiera en épocas más secas.

Los arroyos permanentes tienen una importancia fundamental en el establecimiento de asentamientos humanos. En el Cerro de la Merced, muy próximo a esta fuente, existe un recinto fortificado de origen ibérico (siglo II a.C) que se cree que fue ocupado anteriormente durante la Edad del Bronce y que actualmente está siendo estudiado y ofreciendo importantes descubrimientos.

La fuente se ha utilizado hasta hace poco tiempo como lavadero, donde se reunían los vecinos de los alrededores e intercambiaban las últimas noticias.

De este manantial se abastecen algunos barrios de Cabra y se utiliza también para regadío. La captación para abastecimiento es la de cota más alta y consiste en un recinto cerrado con muros de mampostería hidráulica, clorándose el agua en una pequeña construcción adosada. Más abajo se observan varias arquetas de captación y distribución para riego y finalmente en la parte más baja de la ladera existe un abrevadero compuesto por tres pilas escalonadas y un lavadero con 4 pilas de lavado, en la que se pueden observar fósiles de ammonites,  aunque el caudal que se deja circular para ellos es pequeño.

Para llegar a este manantial se aconseja realizar una ruta de Senderismo que subirá hasta la Venta “Los pelaos” por el Camino San Marcos, cruzando la A-339 e iniciando la pequeña subida hasta este lugar tan interesante y hermoso.

Junto al Manantial se puede disfrutar del descanso en unos merenderos realizados en piedra, ideal para las tardes-noches de verano.

Desde estas líneas queremos transmitir la belleza de nuestros lugares de interés geológico e intentar mostrar la importancia del conocimiento de ellos para ayudar a transmitir el valor de nuestro patrimonio natural, algo que sin duda nos diferencia de cualquier otro lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress