Geoparque

El Cañón del Río Bailón

IMG_2778

Seguimos conociendo los Lugares de Interés Geológico de nuestro Geoparque Sierras Subbéticas. La pasada semana, dedicábamos en nuestro blog una entrada a la reciente noticia de la inclusión de nuestro Geoparque en el nuevo Programa de la UNESCO.

Hoy nos encontramos en el Cañón del Río Bailón, una joya geológica ubicada en el municipio de Zuheros, concretamente en las coordenadas UTM 383908/4155748. Se trata de un impresionante cañón, penetrando en las entrañas de la roca caliza. A su fondo, normalmente seco, han ido y van a parar piedras enormes cuya acumulación favorece la rápida infiltración de las aguas tras las lluvias. Aunque no lo veamos, cuando el Bailón desaparece de la superficie, continúa circulando en profundidad, convirtiéndose en un río subterráneo, erosionando grietas y haciéndose más profundo. Probablemente discurre a través de oscuras y bellas cavidades repletas de espeleotemas y pequeños lagos, a los que el ser humano, hoy por hoy, no tiene acceso.

Para visitarlo, puedes recorrer el itinerario del Sendero del Río Bailón que atraviesa el macizo calcáreo de la Sierra de Cabra, acompañando al Río Bailón desde su nacimiento hasta su llegada a la Depresión del Guadalquivir, al norte de Zuheros. Este sendero se caracteriza por recorrer paisajes de enorme belleza que el agua ha ido modelando sobre las rocas calizas durante miles de años; rocas que se formaron en el mar, hace cerca de 170 millones de años, y que hoy día constituyen las montañas. El sendero del Bailón es uno de los más bonitos e interesantes itinerarios que pueden hacerse por el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, a la vez que el más conocido y transitado. El recorrido que transcurre por una de las zonas de encinares mejor conservadas de Andalucía.
En el margen izquierdo del cañón, alto y asomando a un abrigo rocoso, vigila la llegada a Zuheros “El Fraile”, una curiosa estalagmita que ha quedado expuesta tras la erosión de la cueva en la que se formó. El cañón se hace más profundo y cobra mayor espectacularidad conforme nos acercamos al final del sendero del Río Bailón.
El diverso paisaje kárstico es uno de los mayores valores del parque natural, con presencia de prácticamente todas las formas geológicas que derivan de la disolución de las rocas calizas. Así, cuevas, grutas, poljés, simas, dolinas, lanchares, gargantas, manantiales…nos acompaña durante todo el recorrido.

IMG_2782

Datos geológicos

Los inquietantes graznidos de las chovas piquirrojas y el vuelo majestuoso de los buitres leonados dominan este paisaje escarpado. Estas aves representan dos elementos naturales íntimamente ligados al paisaje geológico.

Las rocas calizas que componen estas sierras se formaron en un pasado muy remoto, hace aproximadamente 180 millones de años (Jurásico Medio), y en un contexto completamente distinto al que observamos: un mar cálido y somero de aguas transparentes. Tras el Plegamiento Alpino, las rocas formadas en el mar, pasaron a formar parte de las cordilleras. Una vez emergidas las Sierras Subbéticas, la lluvia y las aguas de escorrentía, aprovechando grietas y fallas en la montaña han ido excavando en la caliza, profundizando lentamente en los terrenos. Lo han hecho con especial intensidad en el Cuaternario, durante los dos últimos millones de años, en los que se han sucedido climas muy diferentes en poco tiempo.

En la actualidad, la caída de grandes bloques de roca es un fenómeno que se produce con frecuencia, y contribuye al ensanchamiento del cañón. La acumulación de grandes cantos en su fondo favorece la rápida infiltración de las aguas. Esta es la razón por la cual el río va prácticamente seco en el cañón la mayor parte del año. Sin embargo, durante la época de lluvias la respuesta del Bailón es muy rápida, y éste desciende con gran energía, afrontando los numerosos desniveles del terreno, que suelen coincidir con pequeñas fallas. Cuando el río baja con agua, tiene gran poder para erosionar las paredes y cauce del cañón. Cuando el cauce está seco, es el Bailón subterráneo el que continúa circulando bajo tierra, agrandando grietas, creando nuevas cavidades que cuando se derrumben, contribuirán a que el cañón se haga más profundo.

Desde el mirador contrasta el paisaje calcáreo escarpado de la sierra, con las suaves lomas de la Depresión del Guadalquivir. Nos encontramos en el Frente de Cabalgamiento Subbético, incluido en el Inventario de Georrecursos de Andalucía, donde el dominio Subbético cabalga y contacta directamente con los materiales de la Cuenca del Guadalquivir. Precisamente este contacto geológico ha supuesto un lugar estratégico con abundancia de agua, caza, frutos, sílex, refugios en la roca, etc. El Hombre, desde su llegada a estas tierras ha aprovechado al máximo estos recursos para su supervivencia y desarrollo, dejando numerosos testimonio de su actividad.

 

Fuentes utilizadas:

-Señalización Temática El cañón del Río Bailón

-Folleto y ficha del Sendero del Río Bailón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress