Estrategia de Desarrollo Local Participativa

IMPACTO DE GÉNERO PREVISTO EN NUESTRA EDLP

entradablogedlp1

Tal y como indicamos el lunes pasado, hoy vamos desglosar el impacto que la implementación de nuestra Estrategia de Desarrollo local Participativa tendrá en relación con la igualdad de oportunidades entre mujeres y varones.

En nuestra comarca podríamos desglosar el análisis en varios ámbitos:

  • Ámbito 1.- Trabajo productivo remunerado.

En este ámbito es importante indicar que la tasa de actividad en la Subbética, es decir, la relación entre la suma de la población ocupada más la parada respecto de la población entre 16 y 65 años, desglosada por sexo nos indica que los varones tienen 18 puntos porcentuales más que las mujeres, es decir, de cada 100 varones en edad de trabajar, 71 están activos o en búsqueda activa de empleo, frente a las 53 mujeres.

Además si analizamos el paro registrado por tramos de edad, la mujer suele sufrir más el desempleo en edades entre 21 y 44 años, siendo el tramo más alto de desempleo aquél en el que las mujeres están entre 35 y 39 años. Los tramos coinciden con las edades en las que las mujeres suelen ser madres.

Además las mujeres tienen contratos mayoritariamente temporales y muchas de ellos son a tiempos parcial.

Por todo ello, que puede encontrarse más extensamente en el punto 8 de nuestra EDLP que puede consultarse pinchando aquí, hemos de concluir que, respecto al empleo, aún quedan muchos aspectos por mejorar en cuestión de género, hay que seguir trabajando  para conseguirlo, para lo que se planificarán actuaciones que potencien la creación de empleo femenino.

  • Ámbito 2.- Trabajo productivo NO remunerado.

El ámbito de trabajo productivo NO remunerado refleja el tiempo dedicado al trabajo en el hogar, a través de la consideración de “dedicado a las labores del hogar” como una de las principales situaciones en las que se encuentra la persona.

El porcentaje de mujeres que consideran las labores del hogar como una de sus principales dedicaciones prácticamente duplica al de los varones.

Se entiende necesario crear una sensibilización para que este porcentaje se reduzca, a través de actuaciones de sensibilización en corresponsabilidad dirigida a varones y en empoderamiento dirigida a mujeres, de manera que unos vean la necesidad de compartir tareas y cuidados del hogar y las otras dejen de “echarse la tarea encima de sus hombros” como “algo normal”.

  • Ámbito 3.- Ingresos económicos.

Aún siguen siendo mayores las mujeres que están bajo el umbral de la pobreza que los varones, habiéndose reducido las diferencias debido a que los varones han sufrido un empeoramiento de su situación.

Si analizamos las pensiones, observamos que los varones reciben pensiones medias mensuales superiores a las de las mujeres habiéndose aumentado la diferencia en los últimos años. Esto se debe, sin duda a la cantidad de mujeres que reciben pensión de viudedad (con importe inferior a la de la jubilación propiamente dicha )por no haber estado dada de alta en sus trabajos inicialmente y/o por haberse dedicado a labores de cuidado familiar, e incluso haber trabajado en los negocios familiares sin haber estado de alta como autónoma ni contratada.

La diferencia de pensiones se ha visto incrementada, pasando de 240,10 € en 2005 a 316,60 € en 2011.

  • Ámbito 4.- Educación.

En nuestra comarca existe más del triple de mujeres que hombres que no tienen ningún tipo de estudios. La cifra casi se iguala cuan do hablamos de personas con estudios primarios incompletos.

Sin embargo, en la población que posee estudios post-secundarios, existe una mayoría de mujeres frente a varones. Esto implica que las mujeres han de seguir formándose para adquirir mayor capacitación de cara a la búsqueda activa de empleo, sin embargo, vemos que no se traduce en un mayor empleo para las mujeres.

  • Ámbito 5.- Toma de decisiones.

Las diferencias entre varones y mujeres en puestos de dirección de empresas, en lugar de disminuir, como era de esperar, se están ampliando.

Con esta situación de partida y a través de las actuaciones previstas y que se han ido desglosando en semanas anteriores, pretendemos que la situación mejore, para lo que se realizará un seguimiento exclusivo analizando la situación de la igualdad y las medidas correctoras que necesitamos incluir en caso de que las actuaciones no generen las mejoras  previstas o no cumplan nuestros objetivos, tanto generales como específicos.

Hasta aquí hemos desglosado el impacto de género que pretendemos alcanzar , la semana que viene mostraremos el impacto en la juventud que tendrá la implementación de la EDLP.

Buena Semana!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress