Mundos de mujer

#MUNDOS DE MUJER: MILAGROS LUNA APARICIO

Hoy, 8 de marzo, día internacional de las mujeres,  en nuestra sección “MUNDOS DE MUJER:#SubbeticaComarcaenIgualdad” de nuevo vamos aconocer a una mujer Subbética que, sin lugar a dudas, no nos va a dejar indiferentes.

Milagros Luna Aparicio es una de las mujeres Benamejicensas que se ha hecho a sí misma, se enfrento desde muy pequeña a vivir  lejos de su pueblo natal, Benamejí, ya que sus padres emigraron a otras zonas de Cataluña como muchas de las familias de la comarca.

Desde bien pequeña tuvo que ver como su madre compaginaba las tareas de domesticas propias de su familia con multitud de trabajos de todo tipo que realizaba en casa varias de localidades como Tremp de Lerida con unas temperaturas más que bajo cero, lavando y cosiendo además de las limpiezas y cuidad no solo de sus tres hijos sino también de los hijos de sus primas, como una familia de las que mas que ser primas han sido, son y serán Hermanas.

Esta gran mujer, a la que nunca le faltó el trabajo para poder sacar adelante a sus hijos y que muy joven se quedo viuda, fue una de las mujeres modelo que forjaron la personalidad trabajadora, dinámica y desprendida de Milagros.

Milagros desde los 15 años comenzó a trabajar en una fábrica en la provincia de Barcelona dedicada a la metalúrgica, como especialista, siendo la primera mujer que tras casarse continuó en su puesto de trabajo de esta multinacional, lo cual hizo con el total apoyo de sus esposo, ya que en esa época las jóvenes al casarse dejaban de trabajar en la industria para dedicarse a su hogar, muchas mujeres después de ella continuaron su ejemplo.

Con el paso de los años y en base a que siempre ha sido muy responsable con todas las facetas de su vida, consiguió ascender no sin muchos impedimentos y obstáculos que se le presentaban por ser mujer, más aún en un mundo masculinizado como las secciones y fabricas de la metalurgia.

Llego a ser Jefa de sección de producción en varias empresas multinacionales, siendo la responsable de más de 400 personas en diferentes turnos.

Su trabajo era organizar toda la producción y revisar la calidad de las piezas de automoción además de supervisar a las nuevas incorporaciones laborales y gestionando conjuntamente las necesidades en materia de personal con el departamento de recursos humanos.

Ha vivido en primera persona la discriminación salarial por ser mujer, ya que a igual trabajo y categoría con sus  compañeros hombres la diferencia entre el sueldo era bastante.

También tuvo varios techos de cristal ya que  hubiese podido llegar mucho más alto gracias a su formación y cualifación que era y son muy superiores a las de  muchos hombres.

Como cualquier mujer de la época y a pesar de que en casa se convivía en corresponsabilidad y repartían las tareas entre ella y su esposo, tuvo que cuidar a su madre por unos años, los cuales los compartió con el cuidado de su hijo y su trabajo que nunca abandonó hasta que la empresa decidió cerrar las plantas de producción en Barcelona y la sometieron a un ERE.

Ella fue una de las últimas en abandonar la empresa ya que era imprescindible enseñar a los operarios de diferentes países.

Tras varios años después del cierre regresaron a Benamejí, en donde vive integrada en la sociedad como una mujer dinámica y luchadora.

Esta es una breve reseña de su vida, de esta  mujer Benamejicensa de la Subbética a la cual ahora le realizaremos varias preguntas con las que ampliar nuestra curiosidad sobre las mujeres de la comarca, yq que es una socia activa de la Asociación de Mujeres “La Yedra de Benamejí” y nos puede aportar una visión real:

  • ¿Considera que el papel de las mujeres en la sociedad de Benamejí está debidamente visibilizado? ¿Qué cambiaría?

Bueno aunque están muchas mujeres visualizadas y contamos desde hace años con mujeres en cargos políticos y muchas mujeres empresarias, en las zonas rurales y en Benamejí como en todas las localidades,  muchas mujeres siguen siendo propietarias de explotaciones agrícolas pero no son ellas las encargadas de defender sus intereses en Asambleas o cooperativas.

Habrá cosas que cambiar como el empoderamiento de estas mujeres agrarias y que sean ellas las que participen en las cooperativas y muchas mesas de negociación y multitud de cosas.

  • Las mujeres de las zonas rurales se enfrentan a una doble discriminación. ¿Qué medidas entiende que se pueden adoptar para corregir los desequilibrios de género en nuestra comarca?

Debería de haber más formación específica para las mujeres, y que sea de forma que fomenten el autoempleo femenino, además de muchas más ayudas para empresas de mujeres y ayuda para gestionarlas

  • Entiende que las mujeres estamos suficientemente representadas en las diferentes entidades municipales y comarcales?

En el caso de Benamejí las mujeres están al 50% representadas en las entidades municipales, (concejalías) pero siempre se debería de mirar ese 50% en todas las áreas, mesas de contratación, presupuestos, actividades, cultura, turismo, todo con la visión del 50% de las mujeres.

  • ¿Cómo fomentaría la participación de las mujeres en el desarrollo socioeconómico de nuestra comarca?

Pues facilitándole ayuda económica y de formación para crear y gestionar empresas de mujeres que asienten la población a las localidades, y sean compatibles con la vida familiar, facilitando guarderías y medios de comunicación y trasporte para poder compaginar la vida familiar y vida laboral.

  • ¿Cómo pueden contribuir las Tecnologías de la información y comunicación al empoderamiento de las mujeres?

Es fundamental visualizarse, enseñar el trabajo que se realiza y las posibilidades de las mujeres en las zonas rurales, las cuales desarrollan una especial creatividad para sacar recursos de donde no los hay, para ello la formación en nuevas tecnologías en fundamental, y aprender a relacionarnos sanamente en estos nuevos de comunicación que a las mujeres rurales siempre nos cae de nuevas y aprendemos casi de forma innata, ya que no pertenecemos a llamada generación digital.

  • ¿Somos visibles?

Las mujeres nunca somos lo suficientemente visibles siempre intentan ocultarnos bajo sombras, por miedo a que los hombres pierdan su acomodada situación patriarcal, nuestra intención de las mujeres en caminar unidos hombres y mujeres hacia una sociedad donde realmente seamos iguales, nunca las mujeres pretendemos ser mas que los hombres, somos consientes de que la sociedad avanza con el esfuerzo de los dos.

  • En su opinión, ¿Qué más puede hacer el GDR Subbética para fomentar la igualdad en la comarca?

Formar a mujeres y hacerle más fácil la implantación de esta Igualdad real que perseguimos y la erradicación de la Violencia de Género, que es un tema que en las poblaciones pequeñas está muy pero que muy oculto.

Desde mi cargo de secretaria y como parte de la Junta directiva de la Asociación de mujeres la Yedra, se está trabajando desde hace mas de 20 años en la formación en valores de Igualdad y prevención de Violencia de género con campañas novedosas, implicando a la juventud y alumnado de los centros escolares.

Este año unificamos Urban Kiting Contra Violencia de Género, una campaña que pretende que Benamejí sea un pueblo unido y pionero contra la violencia de género.

 

Una semana más hemos conocido a una gran mujer de la Subbética que nos ha mostrado, no sólo su experiencia, sino su opinión sobre la situación de las mujeres en la comarca y las posibles actuaciones para mejorar esta situación.

Gracias Milagros Luna Aparicio, “Mila” para las amigas por mostrarnos tu ejemplo de vida.

#SubbeticaComarcaenIgualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress