Mundos de mujer

#MUNDOS DE MUJER: CARMEN APARICIO

Hoy en nuestro blog #Mundosdemujer vamos a conocer a Carmen Aparicio, una joven Empresaria del mundo del vino y enóloga que nos va a mostrar, a través de estas breves palabras, lo que ha significado y significa ser mujer en el mundo rural. (www.carmenaparicio.com)

Sus inicios laborales, según nos indica, ciertamente fueron un poco lo que le venía impuesto por tener un negocio familiar. Cuando era pequeña siempre se imaginaba viajando por trabajo y dirigiendo un proyecto propio, pero con 15 años estos sueños se olvidan. Comenzó trabajando con sus padres en su empresa, al inicio haciendo un poco de todo y cuando tomó conciencia de que no quería que sus días fueran iguales, entonces comenzó a estudiar después del trabajo y aspiró a ser algo más, prueba inequívoca de la importancia que tiene la formación para cualquier persona, pero sin lugar a dudas, para que las mujeres podamos acceder al mercado laboral con mejores condiciones.

Analizando si ser mujer ha influido positiva o negativamente en su vida, nos indica que al principio de forma negativa, era la segunda de seis hermanos, la hermana mayor y en un ambiente claramente machista, donde las tareas del hogar (aunque trabajaran  todos las mismas horas) eran de su madre y suyas. No podía disfrutar de la misma libertad en horarios para salir como sus hermanos, ella tenía que volver antes. En el trabajo era igual para trabajar, pero cuando llegaba la hora de las reuniones de compañeros, su papel no era estar allí. Sin embargo indica que al madurar y conocer al que hoy es su compañero de viaje y de vida, se dio cuenta que ser mujer era maravilloso si somos capaces de liberarnos de las creencias en las que se le había educado, de nuevo nos encontramos con la educación patriarcal en la que hemos sido educadas casi sin darnos cuenta.

El techo de cristal del que tanto se habla lo sufrió ella en primera persona ya que laboralmente siempre tenía mucho más que demostrar, en todos los ámbitos. Ser hombre a su alrededor era igual a que todo se hacía bien, ser mujer conllevaba tener que dar pruebas de valor en todo momento, demostrar una y otra vez que eras válida para cualquier cosa en la que te embarcaras, eso le hacía rabiar, no entendía el tener que pasar por pruebas continuamente. Siempre se ha movido en un mundo de hombres y escalar ha significado dejarse la piel en cada ascenso, al contrario que sus compañeros varones.

Analizando el papel de las mujeres en la sociedad Benamejicense, de la que procede, aunque desarrolle su actividad laboral en Antequera, ve muy positivo que cada vez haya más mujeres representando papeles en diferentes y diversos ámbitos laborales, donde combinan su vida personal y laboral. Cada vez más mujeres representan a Benamejí fuera del mismo. Siempre hay mucho por hacer, hay una generación que le ha pillado todo el cambio y les cuesta liberarse.

Tiene unas ideas muy claras en relación a las medidas que se pueden adoptar para corregir los desequilibrios de género en nuestra comarca, considerando que lo que libera de los propios miedos y de ese techo al que estamos expuestas por el hecho de ser mujeres, es leer, formarnos, viajar, hablar con mujeres de otros lugares, escuchar relatos de vidas que han cambiado y que nos pueden abrir más puertas, sin lugar a dudas son medidas que están al alcance de nuestra sociedad y que hemos de tomar como propias todas las mujeres.

En cuanto a la representación de las mujeres en las diferentes entidades municipales y comarcales afirma que “NUNCA es suficiente, por el mero hecho de tener que plantearnos si estamos o no, no debería ser un objeto de estudio, debería ser una realidad, cuando se trata de hombres no nos preguntamos si están suficientemente representados o no… esa es la gran diferencia, de nuevo tenemos que plantearnos si estamos en el lugar que nos corresponde. Hay mujeres realmente formadas para estar en el puesto que quieran, pero la sociedad nos lo pone bastante difícil. Tenemos que concienciar al resto de mujeres de que son necesarias en el mundo laboral, que tienen mucho que aportar, porque desde el comienzo de la vida, las mujeres se dedicaron a la caza, a la vida doméstica, a la medicina, a la agricultura, a la química, al cuidado del resto de la aldea… siempre lo hemos asumido todo, pero cuando despuntamos, siempre está esa guillotina preparada para cortarnos las alas. Eso debemos de inculcar y fomentar, que nadie nos debe cortar las alas, sólo nosotras decidimos lo que queremos”, sin lugar a dudas  una clara explicación de la necesidad que tenemos de empoderarnos y reivindicar nuestra mitad.

Al preguntarle por la contribución de las Tecnologías de la información y comunicación al empoderamiento de las mujeres, nos indica claramente que la información nos ha abierto el mundo, si las generaciones más jóvenes no tuvieran esa libertad de información no hubiéramos avanzado. Estamos conectados con el mundo, ya no hay nadie que nos explique, lo podemos comprobar con nuestros propios ojos. Internet es nuestro medio de visibilidad, hay que enseñar las herramientas y abrir esa puerta hacia la vida laboral. El 8 marzo fue un antes y un después en la visibilidad de la mujer, esas multitudinarias concentraciones fueron gracias a la libertad de comunicación, nos pudimos echar a la calle gracias a estas herramientas, donde mujeres y hombres de todo el mundo dejaron claro que lo igual es lo justo.

Nos transmite la importancia de la visibilidad, somos muy visibles, estamos y estamos haciendo mucho ruido. Las nuevas generaciones de mujeres y hombres ven el mundo de un solo color, ya no hay rosa y azul, ya es la mezcla. No somos los unos sin los otros. La revolución industrial más importante de la historia, fue la incorporación de la mujer a la vida laboral. Hay muchas brechas aún que cerrar y mucho camino por recorrer, pero hoy puede decir que somos muy visibles, cada vez tenemos más hombres al lado de la igualdad. La educación de nuestros hijos e hijas en ese aspecto es necesaria para un mejor futuro para ambos.

Y por último y tras esta intensa y enriquecedora entrevista, queríamos saber si podemos, desde el GDR SUBBÉTICA y concretamente desde su Unidad de Género, hacer algo más o diferente, algo que vea necesario para seguir construyendo igualdad en la Subbética y  nos indicó que el camino que seguimos para esta construcción es posibivo, entiende que nuestro trabajo es positivo, como por ejemplo en esta sección del blog, ya que abrimos esta puerta para poder expresarse, así ayudamos a que sean cada vez más mujeres y estén más conectadas entre ellas. Formación, mucha formación y muchas ganas de seguir adelante. Agradece que siempre estemos trabajando para que las mujeres reconozcan el mundo machista en el que han vivido y mostremos las opciones para cambiarlo.

Agradecer a Carmen Aparicio su amabilidad por atendernos, por dejar un poquito de lado su hermoso trabajo, con el que nos muestra la necesidad de poner amor, energías, empatía y pasión para que los proyectos funcionen y lo hagan de manera positiva.

Gracias Carmen por hacer de la Subbética una Comarca en Igualdad

#SubbeticaComarcaenIgualdad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by: Wordpress