Nuestros Proyectos

Mejorar la empleabilidad, un reto para acceder al trabajo: lo que debes saber

485
Entre los muchos términos que nos ha dejado la crisis económica y la necesaria actitud que debe tener cualquier persona desempleada para acceder a un puesto de trabajo destaca una palabra que últimamente se repite en discursos, revistas y folletos. Ese término es “empleabilidad”. Pero, ¿qué significa? ¿quién tiene “empleabilidad”? ¿cómo se mejora?. En este artículo intentaremos dar respuesta a estas y otras preguntas. Debemos entender por empleabilidad el potencial que tiene un individuo de ser solicitado por una empresa para trabajar en ella. Cada persona, además de la formación, posee unas capacidades y habilidades determinadas y debe aprender a rentabilizar para ser elegido en un proceso de selección laboral. Podemos hablar de dos tipos de empleabilidad. De una parte está la “empleabilidad interna” –aquella que determina el nivel de competitividad de un trabajador dentro de la empresa– y que atiende a aquellos aspectos del perfil profesional del trabajador que tenemos que desarrollar para que su formación encaje con las necesidades de crecimiento de la empresa. Por otra parte está la “empleabilidad externa” es aquella que determina el nivel de competitividad de un trabajador en el mercado laboral. El mercado laboral es un entorno altamente competitivo, donde cada profesional debe diferenciarse del resto destacando aspectos como conocimiento de idiomas, manejo de herramientas tecnológicas… También es importante tener habilidades comunicativas, creatividad, iniciativa, capacidad de comunicación, liderazgo… Así, ante una entrevista de trabajo es importante tener en cuenta las competencias clave indicadas, pero también adaptar el curriculum vitae al puesto al que se aspira. Son aspectos que pueden hacer que la balanza se incline hacia la contratación. No se trata de mentir añadiendo datos que falsos, sino de adaptar y adecuar tu perfil al del puesto de trabajo. Y ¿cómo podemos trabajar para mejorar nuestra empleabilidad?. La respuesta no es única y depende de muchos factores, pero puede ser de utilidad tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Ten una visibilidad global del trabajo: La visibilidad implica relacionarte con gente de toda la organización, y compartir con potenciales contactos estratégicos.
  • Sé proactivo: muestra interés en tu trabajo, propón ideas de mejora, sé perseverante y comprometido. Además pide consejos, haz sugerencias, reúnete y valora los logros, pero también analiza los problemas encontrados y plantea alternativas de mejora.
  • Mantén espíritu alegre: Así se mejoran las relaciones, impulsa el trabajo en equipo, aumenta la productividad y contribuye a la creatividad.
  • Innova Siempre se puede mejorar y ser innovador/a en este aspecto es una cualidad muy demandada.
  • Capacítate constantemente: No dejes de formarte y capacitarte continuamente, siempre tenemos algo en lo que mejorar y en lo que necesitamos formación.

Además de estos puntos, es necesario tener interés de mejorar día a día para aportar lo mejor de cada uno a su actividad profesional. Trabajar por mejorar nuestra empleabilidad es importante y desde aquí animamos a entrenarse en ello.

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *